Dos nuevas exposiciones en la Casa de Zorrilla para el mes de mayo


Ejemplares en extinción:

 “ ¡Velay!: lo proverbial convertido en literatura”. El semanario festivo ilustrado nacido en Valladolid en 1885 de manos de escritores jóvenes de la ciudad.

Exposiciones en el zaguán:
 “Sabios en bicicleta : entusiasmados por el velocípedo”. El siglo XIX y el primer tercio del siglo XX con sus imágenes de literatos y otros creadores sobre dos ruedas.
Desde el 1 de mayo al 1 de julio de 2012 en el horario habitual de la Casa:
de martes a sábado, de 10 a 14 y de 17 a 20 h.
Domingos, de 10 a 14 h.


Mayo es un mes especial para el mundo del libro. Muchas de las Ferias del Libro sacan sus ejemplares a la calle. La Biblioteca de Zorrilla, como biblioteca que es de investigadores, muestra al público parte de sus fondos en dos de las exposiciones que vienen siendo habituales.
La bicicleta, mayo y Casa de Zorrilla están vinculados por el lazo, indeleble, que es la figura de don Narciso Alonso Cortés. Nos disponemos a ponerlo de manifiesto. Ejemplares en extinción. Protegidos, saca del fondo de sus fondos un semanario ilustrado, de carácter festivo, nacido en Valladolid en abril de 1885. Su nombre, popular donde los haya, ¡velay!, ha dado lugar a una exposición que lleva por título ¡Velay! y ¡Nuevo Velay!”: lo proverbial convertido en literatura, una muestra que no queremos que pase inadvertida para todo aquel que se acerque a la exposición, como no pasó inadvertido dicho semanario para las gentes de finales del siglo XIX. Semanarios, festivos, ilustrados y literarios, según consta en sus cabeceras, que se publicaron entre 1885 y 1886. La inspiración del nombre proviene de ¡velay!, contracción de ¡vele ahí!. Un grupo de jóvenes vallisoletanos, poetas y progresistas, se embarcó en esta aventura literaria, con tono festivo, irónico y divertido, y consiguió mantener la publicación un poco mas de dos años, cosa extraordinaria en el siglo XIX. La experiencia fue continuada una década después por don Narciso Alonso Cortés, pero eso será otra historia.

Exposiciones en el zaguán sale al paso de un deporte de masas en la actualidad, el ciclismo, pero que en el siglo XIX y en los albores del XX constituyó una práctica singular por lo que la imagen de un artista o un literato en bicicleta despertaba la curiosidad de los viandantes. La exposición “Sabios en bicicleta: entusiasmados por el velocípedo”, nos muestra el siglo XIX y el primer tercio del siglo XX con sus imágenes, y las de otros creadores, sobre ruedas.
Algunos intelectuales, tanto en el ámbito europeo como a nivel nacional, quedaron seducidos por el velocípedo e impulsaron su utilización defendiéndolo como una práctica saludable, un sport, y como un vehículo veloz alternativo a los entonces existentes (carruajes y tren). En esos momentos, hablamos del siglo XIX y primeras décadas del XX, la  bicicleta, era un vehículo que indicaba clase social, sólo estaba al alcance de la realeza, la aristocracia y la alta burguesía. Citamos algunos nombres célebres vinculados a aparato tan novedoso: José de Espronceda, Emile Zola, León Tolstói, Cesare Lombroso, Luisa Campos, Tomás Bretón, María Guerrero, etc.  Narciso Alonso Cortés y algunos hombres de letras en la ciudad fueron los impulsores en lo local de la popularización de la bicicleta. Ellos y otros tantos, ya fueran toreros, periodistas, políticos, sportmans, etc. impulsaron las dos sociedades ciclistas de la ciudad, organizaron  cabalgatas, carreras en el Campo Grande, pelearon la construcción de un velódromo, etc.

Entradas populares de este blog

"Reniego de los humanos: solicito un pasaporte de pájaro", nuevo libro de Batania/neorrabioso

Ciclo de monólogos El Rincón del erizo

¿Quieres tocar en el DCODE Festival 2012?