Casa de las Artes de Laguna de Duero. Febrero de 2013

Viernes 15 de febrero, 20.30h: FARSAS Y ÉGLOGAS


Contar para esta primera experiencia en el campo de las coproducciones con la compañía Nao d´amores es un honor, y desde luego una apuesta segura que hace la reconocida COMPAÑÍA NACIONAL DE TEATRO CLÁSICO. Nao nace en 2001 de la mano de un equipo de profesionales que proceden de distintos campos, como la música antigua, el trabajo con títeres y el teatro clásico, y trabaja desde entonces desarrollando una importante labor de investigación y puesta en escena en torno al repertorio medieval y renacentista de nuestro teatro.
Textos como los que componen estas Farsas de Lucas Fernández que presentamos aquí, o bien otros de Gil Vicente o Juan del Encina nos hacen comprender por sus temas, su expresión dramática y la calidad de su composición que no debemos considerar al teatro de los siglos XV y XVI un hermano menor de los títulos compuestos por Lope, Calderón o Tirso. Los autores teatrales anteriores a la comedia nueva no sólo tienen valor por sí mismos, sino que son indispensables como eslabones necesarios en la creación de la fórmula magistral de nuestra comedia nueva del Siglo de Oro. Nao d´amores ha desarrollado en este campo un lenguaje propio y ha conseguido crear una poética personal de extraordinaria belleza y sentido, que Farsas y Églogas, de Lucas Fernández ha iluminado certeramente los textos de un repertorio apenas frecuentado en nuestros escenarios

Domingo 17 de febrero, 19.00h: MI PINGÜINO OSVALDO


MI PINGÜINO OSVALDO habla con humor pillo de aprender a manejar los propios deseos, de saber aceptar las consecuencias de las propias decisiones, de lo que significa la responsabilidad de tener que cuidar a alguien.
¿Cómo podemos hacer para que los niños se entusiasmen con la lectura,  para que disfruten con un cuento, para que se den cuenta de que un libro es algo más que letras y dibujos?
Esta es la historia de Lía, una niña que está escribiendo una carta a Papá Noel, se propone ser muy precisa para que este año le traiga lo que exactamente quiere: un pingüino. Desde que él llega todo cambia: él quiere jugar en el exterior, aunque haga frío; darse baños de agua helada con pastillas de jabón para que floten como iceberg; desayunar arenques frescos…Lía va haciéndose cargo de que, al haberlo pedido, debe darle gusto… entonces escribe de nuevo a Papa Noel diciéndole que, aunque está contenta con Osvaldo, no le importaría recibir otro regalo.

Entradas populares de este blog

Programación diciembre en la Casa Zorrilla

El FICA selecciona 18 cortometrajes nacionales en sus secciones oficiales a concurso

María Adánez y Roberto Enríquez presentan “El pequeño poni” en el Teatro Zorrilla de Valladolid